¿Comercio físico con tienda online porque me interesa?

comerc-fisic-amb-botiga-online-per-que-m-interessa-impulsora-digital-igualada-barcelona

La digitalización, impulsada por el Covid, comprende todos los sectores. Incluso, las pequeñas tiendas y comercios de nuestras ciudades también se han visto inmersas en esta. Convirtiéndose el canal digital en la puerta de salida de sus productos en el mundo, así como la única alternativa que les permite seguir adelante sin tener que bajar la persiana. Así pues, ¿por qué te interesa tener un comercio físico con tienda online?

¿Por qué abrir una tienda online si tengo una tienda física?

Las compras por Internet se han disparado a raíz del Covid. Nada menos que un 72% de la población entre 16 y 70 años son compradores/as online. De estos, más de un 50% combina la compra física con el canal digital mientras que, sólo un 23% compra solamente online.

Esto, ratifica que la tienda online y el comercio físico no están reñidos y pueden convivir de forma conjunta. La omnicanalidad es valorada positivamente por el consumidor/a, el cual, percibe la marca o el negocio como un todo.

Abrir una tienda online es, pues, una oportunidad para abrirse a nuevos mercados y nuevos potenciales compradores/as que, hasta ahora, no podías llegar. Por consiguiente, es una seria alternativa que deberías considerar.

Beneficios de abrir una tienda online si ya tienes un negocio local

  1. Expansión de tu negocio local. La tienda online es una expansión de tu comercio físico, ya que puedes llegar a personas que se encuentran en cualquier punto del mundo. Estás vendiendo los mismos productos y/o servicios, sin embargo, con la diferencia que al estar online, tus compradores no necesariamente se encuentran físicamente cerca de usted. De esta forma, tu masa de clientes se incrementa y tus ventas también. Y, todo ello, sin renunciar a las compras físicas.
  2. Abierto 24 horas al día y 365 días al año. Una tienda online siempre está abierta, es decir, cualquier persona puede acceder cuando quiera. No hay limitación de horario. Por lo tanto, puede comprar durante las 24 horas que tiene el día y todos los días del año. ¿Hay algún negocio más rentable que éste?
  3. Más reputación y valor añadido. Si tienes un comercio físico, abrió también una tienda online genera más reputación, ya que estás aportando un valor añadido para tus clientes. Pondré un ejemplo: imagínate que eres un cliente que haces diferentes turnos dependiendo de la semana. Para él/ella, comprar online es una gran ventaja porque no tiene que estar sufriendo por si encontrará la tienda abierta o no.
  4. Conocer tus clientes mejor. A través de las analíticas de tu página web, podrás conocer mejor a tus clientes: qué les gusta y qué no, cuáles son sus hábitos de compra, los productos que más compran, etc. Y, esto, te permitirá hacer ofertas personalizadas a cada uno de tus clientes e incrementar tus ventas.
  5. Más agilidad y rapidez. Con una tienda online, el proceso de compra es más rápido y está automatizado. Y, si has llegado con un buen acuerdo con una empresa transportista, en 48 horas tus clientes reciben sus pedidos en casa. Esta agilidad y rapidez que se da en el canal online es apreciado por los usuarios; siendo una buena alternativa para las personas que no les gusta esperar. Por lo tanto, estás captando a un tipo de cliente que físicamente no tendrías.
  6. Inversión reducida. De entrada, una tienda online puede parecer cara de compra, pero la inversión realizada se amortiza muy rápidamente, ya que no tienes gastos de local y está abierta las 24 horas, todos los días del año. Por este motivo, plantearte abrir una tienda online no es descabellado si tienes un pequeño comercio.

 

¿Quiero abrir una tienda online, qué he de tener en cuenta?

Dispongo de un negocio físico y ahora quiero abrir una tienda online, que debo tener en cuenta? A continuación, te contamos todo lo que deberías saber antes de poner una tienda en Internet:

  1. Productos únicos. Disponemos de un producto único hará que tu tienda online atraiga más fácilmente clientes. ¿Por qué? Porque en Internet hay miles y miles de tiendas online y tener un producto único, te hará no sólo diferenciarte de la competencia, sino aportar valor para los usuarios.
  2. Plataforma de la tienda. Es importante conocer sobre qué plataforma CMS (Sistema de Gestión de Usuarios) se construirá la tienda online. ¿Por qué? Porque tiene implicaciones económicas como de gestión. Por consiguiente, de entre las opciones que ofrece el mercado, escoger una plataforma adecuada a las necesidades de tu negocio físico es clave para el éxito de la misma.
  3. La gestión y el control del estoc. Si ya tienes un comercio físico, ya debes saber lo que representa hacer una buena gestión y control del stock de que se dispone. Pues, con una tienda online es aún más relevante, ya que poner el cartel que no se dispone de stock para un producto, genera una mala imagen para tu negocio.
  4. Identidad corporativa. La identidad corporativa es lo que hace reconocible tu negocio. Tu tienda online debe ser la extensión de tu tienda física. De modo que, debe tener el mismo logo, colores corporativos, tipografías, etc., así como también emplear el mismo tono comunicativo con el que atiendes tus clientes físicos. El objetivo es que los clientes no perciban una diferenciación entre comprar online y hacerlo físicamente. Experimentar una buena experiencia de compra en todos los canales es fundamental.
  5. Estrategias de marketing digital. Abrir una tienda online no es sinónimo de ventas inmediatas. Del mismo modo que ocurre en el mundo físico, necesitas darte a conocer y que los clientes te conozcan. Es por este motivo que, es muy recomendable que en el momento de lanzar tu tienda dispongas de una estrategia de marketing digital. No basta tener una tienda online, hay que invertir en posicionamiento orgánico y pagado, vincular las redes sociales con la tienda, así como poner en marcha el email marketing. Sólo así conseguiremos captar los primeros clientes.

Tener el mejor de los dos mundos: tienda física con tienda online es clave

En los últimos años y, sobre todo a raíz de la pandemia, muchos pequeños comercios han dado el salto al mundo digital abriendo sus propias tiendas en Internet. Y, es que una no tiene que hacer la competencia a la otra, es decir, pueden ser complementarias si se sigue una buena estrategia de venta.

Vender online es un cambio de mentalidad importante si vienes del mundo de la venta física, ya que las reglas de juego son otras y la competencia es fuerte. Por ello, es mejor hacerlo acompañado de un equipo experto en diseño de tiendas online y estrategia digital.

En Impulsora Digital diseñamos tiendas online enfocadas a vender. Para más información, contáctanos aquí.